En Blog

Al día de hoy es muy común que nos sintamos un poco ofuscados respecto al número de personas que habitan en las ciudades, el grado de contaminación que existe, la falta de recursos naturales y el gran número de necesidades que hay aún por satisfacer. Es cierto que el planeta ya no puede sostenernos. Por eso, es indispensable pensar en proyectos sustentables. Desde hace varios años ya se han empezado a tomar medidas en las acciones de construcción civil. Los trámites de compatibilidad urbanística Quintana Roo, por ejemplo, son una de ellas. Pero veamos a qué nos referimos con proyectos sustentables. ¿Qué son? ¿Por qué elegirlos? ¿Cómo nos afectan?

Un proyecto edificable sustentable es aquel que no tiene un impacto negativo o tan negativo en el ambiente, comparado con otras edificaciones tradicionales. Su principal objetivo es conservar el entorno natural en lo mayor posible, sin comprometer el propósito social para el que se ha construido. Los recursos naturales como el agua, la tierra, la flora y la fauna continúan su curso.

Estos proyectos son verdes, es decir, responsables naturalmente, eficientes en sus procesos de diseño, planeación, construcción, operación, operación, mantenimiento, renovación y deconstrucción, incluso.

Pero no sólo eso, sino que entre las personas, significa grandes ventajas. No sólo son proyectos útiles y durables sino también cómodos, estéticos, innovadores y a largo plazo significan ahorro.

Lo que la tecnología nos ha dejado después de varios siglos de inventos e innovaciones, es un estado constante de uso de ella. No somos nada sin los dispositivos móviles, sin el internet, sin las pantallas. Sin embargo, eso también es bueno. La tecnología ayuda a ahorrar también: ahorramos energía, tiempo y dinero.

Gracias a ella, podemos ver cómo las prácticas de construcción se han modificado. Las obras ecológicas están tomando fuerza, cada vez más rápido. Así se aprovechan mejor los ambientes, tomándolos en cuenta y haciendo proyectos alrededor de ellos. Es como el diseño y la construcción, en realidad, suponen una elemental facilitación de beneficios significativos.

Podemos ahora reducir el uso del agua, y su desperdicio, alargar la vida de los recursos naturales, proteger la biodiversidad y conservar ecosistemas, reducir costos de operación, por supuesto, mejorar la eficiencia de los sistemas y técnicas puestas en acción, aumentar el mercado de productos y servicios ecológicos, crear consciencia con ellos, mejorar la calidad de vida de las personas, poner en práctica la imaginación, creatividad e ingenio de los seres humanos.

Por si todo esto fuera poco, permítenos decirte, que las edificaciones sustentables, como su nombre lo dice, permiten ser independientes, alargando su propia vida, durando por más tiempo que las edificaciones tradicionales (si se logran correctamente, como en Villareal Arquitectos). Son obras que se reconocen como planeadas a largo plazo, un muy, muy largo plazo y que permiten la renovación de sus propios recursos, ya sea estructurales o naturales (puesto que son construcciones híbridas, que juegan con las cualidades que la naturaleza provee, recordemos).

Todo esto era apenas imposible tan sólo medio siglo atrás. Claro, veíamos venir las consecuencias de tanto uso desmedido del planeta y sus recursos, y lo único que se ocurría era más industrialización, más uso de todo y menos consciencia.  Por fortuna, objetivos verdes y sustentables emergieron y se está trabajando arduamente para alcanzarlos. Todos nosotros, desde los diseñadores, arquitectos, ingenieros, hasta las mismas personas que optan por estas opciones de construcción. Los trámites de compatibilidad urbanística Quintana Roo, por ejemplo, son una de las medidas que el gobierno ha tomado para reducir la práctica constructiva sin cultura focalizada en el medio. Los trámites de compatibilidad urbanística Quintana Roo permiten que las ciudades planeen con más cuidado sus obras civiles, tomando en cuenta las características de los territorios, asegurándose de que son proyectos pensados de acuerdo a la necesidad del planeta, con características benéficas y no lo contrario.

¿Por qué es tan importante esto? Porque al iniciar una obra es inevitable que no se toque algún tipo de hábitat natural en el espacio donde se tiene pensado el proyecto. Además de que las mismas características de la ciudad pueden verse afectadas. Incluso los cambios más nimios pueden terminar con toda una especie animal. Si no lo crees, te invitamos a que investigues cuáles especies recientemente han dejado de existir en nuestro mundo.

Pero no dejemos toda la responsabilidad a las grandes empresas constructoras. Tanto tú como nosotros podemos ayudar a que el planeta se mantenga sano y vasto. Con estas mismas nimias acciones puedes llegar a provocar un cambio favorable. Asegúrate de mantener tu uso de recursos naturales al mínimo, sin desperdiciar, aprovechando aquellas opciones que te permiten reducir el impacto en la huella ecológica o bien, no causando ningún tipo de impacto negativo.

Te invitamos a que conozcas nuestras opciones verdes. Porque nos preocupa el ritmo acelerado al que se mueve el planeta Tierra con la falta de recursos, también nosotros promovemos la construcción responsable, sustentable, verde. Conoce nuestros proyectos, trabajemos juntos en lo que viene siendo una pequeña pero en realidad grande acción. Además, aceptémoslo…lo verde también luce muy bello a los ojos de todos. No tendremos que preocuparnos por la parte estética de las edificaciones, así como no tendremos que preocuparnos por la parte eficiente o ahorradora.

Comunícate ya, llamando a nuestros teléfonos, escribiéndonos un correo electrónico o bien, visitando nuestras oficinas ubicadas estratégicamente en el sureste de la República Mexicana.

Posts recientes
casas en venta en cancun